miércoles, 9 de abril de 2014

Magdalenas de siempre


Y que ricas están estas magdalenas...

No hay lugar donde no las lleve, que no triunfen...

Estas magdalenas son las de siempre, las que saben a bizcocho de limón, tiernas y dulces.
Me encanta hacer esta receta cuando voy de visita a casa de algún familiar o para llevarlas a los compis del trabajo ( que por cierto, vuelan... jeje).

La receta es la que mi madre, mi abuela y todos mis antepasados llevan haciendo en mi Chiclana, mi tierra, desde siempre, así que para mí son las mejores del mundo.

Ingredientes para 35 magdalenas

- 4 huevos
- 1 taza de leche ( 250 gramos)
- 1 taza de aceite de oliva ( 200 gramos)
- 1/2 kilo de azúcar
- 1/2 kilo de harina
- 1 sobre de levadura
- ralladura de un limón

Preparación tradicional y thermomix

Precalentamos el horno a 180 grados

1) Separamos las yemas y de las claras, y batimos éstas a punto de nieve.

En Thermomix, colocamos la mariposa y montamos las claras a punto de nieve, velocidad 3 1/2 durante 1 minuto aproximadamente.

2) Añadimos las yemas, la leche y el aceite y mezclamos en un bol amplio.

En Thermomix, añadimos las yemas, la leche y el aceite y mezclamos 20 segundos, velocidad 2.

3) Incorporamos el azúcar, la harina, el sobre de levadura y la ralladura de limón. Mezclamos bien, hasta que todos los ingredientes estén bien ligados.

En Thermomix, incorporamos el resto de ingredientes, y mezclamos 1 minuto, velocidad 2. Terminamos con movimientos envolventes con la espátula, para integrar todo bien.

4) Se llenan las cápsulas de papel, sus tres cuartas partes ( si las llenamos hasta arriba luego al hornearlas se saldrán de la cápsula, ya que con la levadura suben mucho) y horneamos durante unos 25 minutos, aproximadamente, arriba y abajo con ventilador. 
El tiempo es aproximado, ya que depende de cada horno.

Dejamos enfriar sobre una rejilla ( aunque más de un ladrón puede venir por una antes de tiempo...jejeje)


¡Y ya tenemos nuestras ricas magdalenas para desayunar y merendar!

¡¡Aviso de que están muy ricas, y que son aditivas!!



¡¡Que paséis muy buena Semana Santa!!

Corvina a la roteña



¡¡Hola a todos!! 

Traigo receta típica de mi tierra Cádiz, que ando un poco nostálgica.... Esta receta de pescado me encanta, mi madre la hace riquísima. Cada vez que vuelvo por vacaciones me hace un platito de este rico pescado, o bien voy a casa de mi tío a "mendigar" un poquito, que tiene muy buena mano en la cocina.

Es una receta rápida y con pocos ingredientes se consigue un plato muy rico y sano.

Aquí la tenéis:

Ingredientes para 3 personas

- 3 rodajas de corvina, el tamaño según guste
- 1/2 cebolla
- 1/2 pimiento rojo
- 1/2 pimiento verde
- 3 dientes de ajo
- 3 tomates maduros
- 1 vasito de vino blanco
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta

Preparación

1) Cortamos la cebolla en juliana y troceamos los pimientos y los ajos en trozos pequeños.

2) En una sartén, ponemos un chorro generoso de aceite de oliva y ponemos las verduras a sofreír durante unos minutos.

En Fussioncook, ponemos el aceite en la cubeta, y en menú freír, sofreímos las verduras.

3) Cuando empiecen a pocharse, unos 10 minutos aproximadamente, incorporamos el tomate, también en trozos pequeños y dejamos unos 5 minutos más.

En Fussioncook, continuamos en menú freír, añadimos el tomate.

4) Con las verduras ya pochaditas, agregamos el vino blanco y dejamos evaporar durante unos minutos.

En Fussioncook, agregamos el vino blanco, continuando con menú freír.

5) Cuando el vino ya se haya evaporado, ponemos el pescado, la sal y pimienta y cocinamos durante 5 minutos.

En Fussioncook, añadimos el pescado y cocinamos durante 5 minutos más.

¡Y ya tenemos el plato listo!

Hacemos unas patatas para acompañar, tanto fritas como panaderas, y ¡a comer!



¡Rico, rico!

¡Espero que os guste!



domingo, 2 de febrero de 2014

Rosquetes de abuela






Ya se que es un poco pronto para la Semana Santa, y es que este año aún es más tarde que otros años. Pero estos rosquetes están ricos igualmente en cualquier época del año, así que invito a que los disfrutéis en cualquier momento.

Ayer fue una tarde muy amena. Estaba el tiempo revuelto, hacía frío y era el momento ideal para reunirse con la familia y pasar una tarde entre cacharros de cocina y charlas :).

Así que reuní todos los ingredientes necesarios y nos fuimos a casa de una tía que tengo cerca ( las demás están a dos horas de avión :( ). Nos reímos con la masa, sin la masa, charlamos, merendamos juntas,... En fin, que mis peques y yo pasamos una tarde muy buena. 

De esas que pasaba yo cuando era pequeña y mi abuela hacía los rosquetes en el horno de piedra. Me acuerdo que nos reuníamos todos los primos, tíos y entre todos hacíamos los rosquetes en una gran mesa que tiene mi abuela en el salón, y con la chimenea encendida.

Así que para no perder la tradición, y mis hijas también disfrutasen un rato de esos momentos que yo vivía, hicimos una buena horneada de rosquetes, en la que participamos todos amasando, formando los rosquetes y horneando.

Como podéis apreciar hay dos tipos de rosquetes: unos son de huevo y otro de canela y miel. Los dos están igual de buenos, riquísimos, así que os dejaré las dos recetas.

Ingredientes roscos de huevo

- 1 kg. de harina
- 250 ml de aceite
- 500 gr. de azúcar
- 5 huevos
- 1 cucharada de matalauva/anís en grano
- Piel de una naranja
- Ralladura de dos limones
- 1 sobre de levadura química ( tipo Royal)

Ingredientes roscos de canela y miel

- 1 kg. de harina
- 500 gr. de azúcar
- 150 ml de aceite
- 5 huevos
- 2 cucharadas de canela en polvo
- 2 cucharadas de miel
- Ralladura de un limón
- 1 sobre de levadura química
- 1 sobre de flan Tamatina
- Piel de una naranja
- 1 cucharada de matalauva/ anís en grano

Preparación ( sirve para ambas recetas)

1) En una sartén ponemos el aceite, calentamos y freímos la piel de naranja y la matalauva. Una vez fritas, dejamos enfriar y pasamos por un colador.

2) Montamos las claras de los huevos a punto de nieve y batimos las yemas por otro lado. Reservamos.

3) En una fuente bien grande, donde podamos amasar bien, añadimos el aceite ya frío, la harina, el azúcar, la levadura, las claras batidas, las yemas  y la ralladura de limón. Mezclamos bien.
En el caso de los rosquetes de canela y miel, añadimos también las mismas y el sobre de flan Tamatina.

4) Amasamos bien, durante 30 minutos aproximadamente. Es bastante costoso, lo mejor es alternarse con otra persona. ( Yo me alterné con mi tío, y vaya palizón nos dimos los dos!! :) )
Si vemos que la masa está pegajosa, podemos añadir un poco de harina, hasta que quede bien compacta, y no se peque a las paredes ni a las manos.
Si la masa no se une, puede ser por falta de huevo, podemos añadirle uno más, amasar y ver la consistencia. Esto depende del tamaño del huevo, cuantos más pequeños más tendremos que poner.

En ambos casos la masa debe quedar compacta, lisa, sin que se pegue ni que quede suelta, podemos hacer la prueba formando un rosquete. Debe estirarse bien y sin que se abra el rosquete.

5) Dejamos reposar la masa en un paño envuelto durante una hora aproximadamente.

6) Precalentamos el horno a 180º arriba y abajo.

7) Vamos formando los rosquetes y horneamos durante 10-15 minutos aproximadamente. Ir vigilando, cada horno es diferente.

¡Y ya está!


De cada masa salen aproximadamente unos 40 rosquetes, así que salen bastantes.
Es mejor guardarlos en una lata o en una bolsa hermética para que no se endurezcan, así os durarán más.

Bueno, espero que os haya gustado la receta y la historia que acompaña a ella.

Yo soy una persona muy tradicional, y me gustaría que en la sociedad en la que vivimos habitualmente no se pierdan ciertas costumbres, así que intentare transmitirles a mis pequeñas todas las cosas buenas que me enseño la época en la que viví.

¡Hasta pronto!


miércoles, 29 de enero de 2014

Cintas de espinacas orientales




Hacía tiempo que tenía estas cintas compradas y me acordé de ellas esta mañana. Todavía les quedaba tiempo para caducar, menos mal... ( Esto de comprar por los ojos....)

Fuí mirando a ver que podía añadirles y al final resultó una receta completa, sana y algo oriental.

Ingredientes para dos personas

- 150 gramos de cintas de espinacas
- 20 gramos de aceite
- 40 gramos de pimiento rojo en tiras 
- 50 gramos de cebolla
- 150 gramos de pollo troceado
- 40 gramos de vino blanco
- 150 gramos de champiñones laminados
- 30 gramos de brotes de soja
- 40 gramos de salsa de soja
- Pimienta

Preparación en thermomix y fussioncook

1) Ponemos 700 gramos de agua en nuestra thermomix, y calentamos durante 12 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

2) Una vez caliente el agua, añadimos las cintas y programamos el tiempo que ponga en el paquete ( en mi caso 5 minutos), giro a la izquierda, velocidad cuchara, temperatura 100º.

3) Mientras tanto en nuestra fussioncook ponemos el aceite y apretamos el botón freír. Una vez caliente añadimos los aros de cebolla y el pimiento y sofreímos.

4) Cuando las verduras estén casi pochadas añadimos el pollo troceado y el vino blanco. Dejamos evaporar un poco.

5) Añadimos ahora los champiñones y los brotes de soja.

6) Cuando termine la pasta, la ponemos en un colador y la escurrimos.

7) Añadimos la pasta a la cubeta de la fussioncook y también ponemos la salsa de soja. Mezclamos bien y dejamos un par de minutos. 

¡Y ya tenemos nuestro rico plato de pasta!


¡¡Que aproveche!!




Bollitos chispados





A merendar!!!!

Que ricos que están estos bollitos para la merienda, para el desayuno, para cualquier hora!! 
A mis niñas les encantan, y aprovechando que ahora tengo un poquito más de tiempo libre quise prepararlos para sorprenderlas esta tarde.

Son unos bollitos tipo pan de leche, muy suaves y tiernos y que no duran nada porque se los comen corriendo!

Os dejo la receta, y que me perdone el autor/a de la misma, porque lleva escrita en mi cuaderno desde que compré la thermomix, y de eso hace ya unos cuantos años, pero no puse de donde provenía. En aquellos entonces las recetas pasaban de boca en boca y esto de internet no iba tan rápido como ahora.

Ingredientes para 9 bollitos

- 110 ml de leche
- 10 gramos de levadura prensada de panadería
- 30 gramos de aceite de oliva suave
- 1 yema de huevo
- 1 cucharada de vainilla líquida
- 250 gramos de harina de fuerza
- 40 gramos de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 50 gramos de pepitas de chocolate

Preparación en Thermomix

1) Pesar y reservar las pepitas en el frigorífico.

2) Poner la leche en el vaso y calentar durante 1 minuto, temperatura 37º, velocidad cuchara.

3) Agregar la levadura y programar otro minuto más, misma temperatura, velocidad 3.

4) Añadimos el aceite, la vainilla, la harina, el azúcar y la sal y programamos vaso cerrado, velocidad espiga, 2 minutos.

5) Dejamos la mesa reposar en un bol aceitado hasta que doble su volumen ( aproximadamente 1 hora, dependiendo del ambiente).

6) Una vez levada, añadimos las pepitas de chocolate y amasamos suavemente, hasta que se integren bien en la masa. Formamos los bollitos y dejamos reposar en la bandeja del horno, tapados, hasta que doblen de nuevo su volumen.

7) De nuevo, levados, con la clara de huevo que nos ha sobrado los pincelamos y los horneamos durante unos 15 minutos a 180º.

Dejamos enfriar y ya tenemos los bollitos listos para devorar!!


Y como siempre recuerdo: esta receta puede realizarse perfectamente en casa sin thermomix, siguiendo los mismos pasos, pero en un bol amplio que nos permita mezclar bien los ingredientes para luegos amasarlos.

¡¡Espero que os haya gustado!!

martes, 28 de enero de 2014

Falso tiramisú de fresas




Después de varios meses de ausencia, vuelvo a las andadas. Vuelvo a cocinar, y a sentirme de nuevo a gusto en la cocina probando, inventando, saboreando,...

La receta de hoy es muy sencilla, y puede ser un postre muy adecuado para comidas copiosas. De textura suave, fresco, este falso tiramisú de fresas se convierte en uno de mis postres preferidos tanto por su fácil elaboración como por su resultado.

Ingredientes para dos personas

- 250 gramos de fresas
- 250 gramos de queso mascarpone
- 2 yogures griegos de 125 ml cada uno
- 4 cucharadas de azúcar
- 2 cucharadas de mirin ( vino de arroz)
- 3 cucharadas de ron

Preparación

1) Limpiamos las fresas, retiramos los rabitos y congelamos el día anterior a la preparación.

2) Al día siguiente, sacamos las fresas del congelador y cuando lleven 10 minutos fuera, las cortamos en rodajitas ( aún congeladas).

3) Colocamos las fresas en un colador grande y debajo un recipiente, añadimos dos cucharadas de azúcar y las dejamos macerar unos 30 minutos.  Irá cayendo el jugo de las fresas producto de la descongelación de las mismas.

4) Transcurridos estos minutos añadimos las dos cucharadas de mirin y el ron, movemos un poco y dejamos macerar otros 20 minutos más.

5) Mientras nuestras fresas están macerando, en otro bol ponemos los dos yogures y el queso mascarpone, con dos cucharadas de azúcar. Batimos un poco. Reservamos.

6) Nos disponemos a emplatar. Apartamos el colador del recipiente, y reservamos el jugo de las fresas.

7) En una copa de helado o un bol de cristal ponemos una primera capa de queso con yogur, luego una de fresas con un poquito de jugo de fresas y volvemos a repetir, terminando siempre con una capa de queso con yogur.
Decoramos al gusto, yo me decanté por un hermoso fresón que tenía guardado.






¡Y ya está, tenemos un postre ligero, sabroso y fácil de preparar!


Nota: el mirin lo encontré en un supermercado donde venden productos de comida china, y me costó muy barato: 2.5 euros la botella de 1 litro. Es un vino que suele realzar el dulce del producto a cocinar. También se utiliza en salsas.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Arroz con pollo


¡Que rico está este arroz y tan fácil que es de hacer! Una receta que da para muchos y con poquitos ingredientes.

Os dejo la receta de arroz con pollo de casa, que bien puede realizarse en una olla al estilo tradicional o en la olla Fussioncook Touch Advance.

Ingredientes:

- 1/2 pollo troceado
- 1 cebolla grande
- 1 pimiento verde
-3 dientes de ajo
- 4 tomates sin piel en conserva
- 1 chorrito de aceite
- 1 vaso de vino blanco
- 3 vasos de arroz ( o medidas del vaso de fussioncook)
- 5 vasos de agua  ( o medidas del vaso de fussioncook)
- Sal 
- Pimienta

Preparación:

1) Salpimentamos el pollo. En una olla ponemos el aceite y añadimos el pollo, doramos. En fussioncook menú freír, ponemos el pollo a dorar.

2) Una vez dorado el pollo, retiramos y en ese aceite ponemos la cebolla, el pimiento, y el ajo troceados a pochar.
En fussioncook seguimos con el menú freír.

3) Cuando esté medio pochado, añadimos el tomate troceado y dejamos unos minutos más, hasta que veamos que el sofrito está en su punto.

4) Añadimos un vasito de vino blanco y dejamos evaporar unos minutos.
Seguimos en el mismo menú en fussioncook.

5) Por último añadimos el arroz, el agua, rectificamos de sal y añadimos colorante alimentario. Dejamos hacer el arroz.
En fussioncook, añadimos lo anterior y programamos menú arroz 8 minutos, válvula cerrada. Despresurizamos manualmente.

¡Y ya está!

¡Un rico plato de arroz con pollo para toda la familia!



Este plato admite más ingredientes: guisantes, zanahorias,... Y tiene muchas versiones, pues cada uno cocina los alimentos de diferente forma y ha sido un plato muy tradicional siempre.

¡Espero que os guste!